Una vez que haya localizado al Jorobado de Notre Dame, se haya hecho un selfie con la Torre Eiffel de fondo y haya contemplado la Mona Lisa, sólo le queda emprender un viaje culinario por París. Es tan amplia la variedad de cocina tradicional francesa que hemos elaborado una lista de los platos que no puede dejar de probar en París, así como de los bistros, braserías y restaurantes que los tienen en su carta.

Creps (o galettes)

El crep, que es más ligero que una tortita normal, es una torta finísima que suele servirse con ingredientes dulces o salados. Comerse sólo uno es prácticamente imposible y hay tantas creperías por todo París, que podrá saborearlos siempre que quiera. Podrá encontrar esta económica especialidad en:

Framboise

Nadie quiere perderse esta crepería parisina. Disfrutará de una auténtica delicia, ya sea dulce o salada.

Ruta Roja, parada: Grand Palais

Breizh Café

Es unos de los restaurantes de moda de París. Podrá comerse un crep con los habitantes de la capital si decide cenar aquí. ¡Repetirá seguro el de Nutella!

View this post on Instagram

A post shared by Assemblage (@assemblage_dr) on

Cruasanes

¿Existe un bollo mejor para desayunar que el cruasán francés? Crujiente y hojaldrado por fuera, mantecoso y suave por dentro... Cogería el primer avión sólo por uno. Nadie puede irse de París sin probarlos. Haga una parada en cualquiera de estos lugares:

Tout Autour du Pain

¿Y si le decimos que aquí se sirven cruasanes premiados? Si no nos cree, espere al primer bocado.

Maison Gregoire

Vale la pena ir paseando desde Notre Dame. Podrá oler su delicioso aroma antes de verlos. Dese el capricho y saboree esta hojaldrada exquisitez.

Ruta Roja: parada: Notre Dame

View this post on Instagram

A post shared by Guan Chua (@guan_chua) on

Croque-Monsieur

El croque-monsieur, nacido en los cafés franceses como tentempié ligero para quienes estaban de paso, es un sándwich tostado de jamón y queso bañado en bechamel. La versión de este delicioso plato francés con un huevo frito encima se denomina croque-madame. Entre nuestros favoritos se encuentran:

Madame Messieurs

Un lugar perfecto para desayunar o tomar un sándwich tostado. Disfrutará con cada bocado.

Ruta Roja, parada: Gare du Nord

Madame Croque Monsieur

Uno de los mejores lugares para probar el auténtico croque-monsieur. No se vaya sin probar una de sus tartas también, ¡están de muerte!

Ruta & Azul Roja, parada: Louvre-Pyramide / Centro de información de Big Bus

View this post on Instagram

A post shared by The Brunch Mafia (@thebrunchmafia) on

Confit de pato

Hay pocos platos de la cocina tradicional francesa mejores que este. Elaborado con todo el pato y curado en sal durante 36 horas antes de cocinarlo cuidadosamente en su propia grasa, el confit de pato es considerado uno de los mejores platos franceses. Se trata de un plato realmente tierno. Pruébelo en uno de los siguientes restaurantes parisinos:

Josephine Chez Dumonet

Probablemente uno de los mejores bistros de París. Le recomendamos que ponga este restaurante en lo más alto de su lista. Pida lo que pida, seguro que acabará rebañando el plato. El confit de pato está increíblemente bueno.

Les Philosophes

En el corazón de Marais se encuentra uno de nuestros restaurantes favoritos. Si quiere saborear la auténtica gastronomía francesa cocinada a la perfección con los ingredientes más frescos, venga aquí.

Ruta Roja, parada: Notre Dame

View this post on Instagram

A post shared by Karen Marin (@karen.de.paris) on

Escargot

Un básico de la cocina francesa. Normalmente se sirve como aperitivo. Los caracoles son un manjar que consiste en caracoles terrestres bañados en mantequilla y ajo. Puede resultar algo abrumador comerse un caracol por primera vez. El truco está en sujetar el caracol con las pinzas que se proporcionan y sacar la carne con el tenedor correspondiente. Reserve mesa en:

L'Escargot Montorgueil

El restaurante se llama como el plato, lo que significa que va a estar riquísimo. A escasos pasos del Louvre, es el lugar perfecto para cenar temprano un día soleado.

Ruta Roja, parada: Louvre-Pont des Arts

Le Bouillon Chartier

Que no le asuste lo turístico que parece este restaurante. La gente come aquí cuando visita París porque puede deleitarse con los caracoles más exquisitos de la ciudad.

Ruta Roja, parada: Opéra Garnier

View this post on Instagram

A post shared by Jieneth (@jienethmay) on

Foie Gras

El delicado y refinado foie gras es una auténtica exquisitez francesa, perfecta para quienes quieren comer como los parisinos y empaparse de la cultura de la ciudad. Quienes no hayan probado el foie gras hasta ahora deben esperar un sabor y una sensación parecida al hígado. Le recomendamos:

Comptoir de la Gastronomie

Cuando cene aquí, no le resultará sencillo elegir, ya que toda la carta es exquisita. Decida lo que decida, no olvide pedir su foie gras, es uno de los mejores de París.

Ruta Roja & Azul, parada: Louvre-Pyramide / Centro de información de Big Bus

Le Colimaçon Marais

Este magnífico restaurante y su insuperable cocina harán las delicias de quienes decidan probar el foie gras o cualquiera de los platos de su carta.

Ruta Roja, parada: Notre Dame

View this post on Instagram

A post shared by Le Colimaçon (@lecolimacon.marais) on

Macarrones franceses

Este preciado postre francés se elabora a base de merengue dulce, hecho con clara de huevo, azúcar, harina de almendra y colorante alimenticio. Aunque existe una gran variedad de sabores, el típico macarrón se presenta con un relleno de ganaché, crema de mantequilla o mermelada entre dos piezas de merengue. Pruébelos en:

Ladurée

París está lleno de estas emblemáticas pastelerías. No hay sorpresas con sus macarrones, son deliciosos en todas sus formas. Sentirá la tentación de entrar y probar una nueva combinación cada vez que pase por delante de una de estas pastelerías.

Ruta Roja, parada: Grand Palais

Pierre Hermé Paris

¡Nunca son suficientes macarrones! Otro claro candidato al mejor macarrón parisino. Tiene que probar alguno de estos deliciosos dulces aquí también. ¡Afortunadamente, son tan pequeños que las calorías prácticamente no cuentan!

Ruta Roja, parada: Musée d'Orsay

View this post on Instagram

A post shared by LADUREE PARIS OFFICIEL (@maisonladuree) on

Ancas de rana

¿Ha oído alguna vez el chiste de que la carne atípica sabe como el pollo? Pues parece que hay algo de verdad es esto. Aquellos que se atrevan a probar este tradicional plato francés se deleitarán con una delicada exquisitez que hará de esta una visita memorable. Entre nuestros favoritos se encuentran:

Sacrée fleur

Raciones generosas a un precio razonable en esta joya oculta de París. Aquí las ancas de rana son sublimes, como prácticamente todo lo que ofrece su carta.

Ruta Azul, parada: Gare du Nord

Le Louis

Probablemente uno de los mejores restaurantes de París. Quienes decidan cenar en Le Louis disfrutarán de un banquete de cocina tradicional francesa, amenizado por el pianista.

Ruta & Azul Roja, parada: Louvre-Pyramide / Centro de información de Big Bus

Le Grand Colbert

En esta brasería, una de las más antiguas de Francia, los comensales pueden deleitarse con el delicioso marisco de la carta en un entorno realmente hermoso. ¿Por qué no tomarse un aperitivo antes de ver un espectáculo en la Ópera de París?

Ruta Roja, parada: Opéra Garnier

View this post on Instagram

A post shared by Walter McBride (@wmcb15) on

Chocolate caliente

¿Cree que conoce el chocolate caliente? Piénselo de nuevo. Pocas cosas son comparables a una rica y deliciosa taza de chocolate negro fundido servida en parís. Un chute de azúcar para los amantes del dulce o un capricho para quienes visitan París en épocas frías. Tómese uno de camino a uno de sus monumentos favoritos. Pídase uno aquí:

Angelina

Que no le sorprenda si después de un trago le parece el mejor chocolate caliente del mundo. No es el único. Los parisinos vienen de toda la ciudad a por una taza de esta delicia chocolateada.

Ruta Azul & Roja, parada: Louvre-Pyramide / Centro de información de Big Bus

Jacques Genin

Si le gusta el chocolate, este es uno de los mejores restaurantes de París donde probarlo. Pida una taza de chocolate caliente y marídelo con uno de sus pasteles o tartas favoritos. Si no quiere colas, tendrá que ir antes de las 15 horas o a partir de las 18 horas.

Ruta Roja, parada: Musée d'Orsay

View this post on Instagram

A post shared by R U M A N H A S A N (@rumanhasan) on

Bistec con patatas

Aunque se sirve en la mayoría de las braserías de París, quienes coman por la ciudad pueden disfrutar de un bistec con patatas fritas en muchísimos restaurantes. Es uno de los platos más populares de París y los franceses han sabido perfeccionarlo. Nuestras sugerencias:

Le Relais de l'Entrecote

Cerca del Louvre, que puede aprovechar para abrir el apetito mientras pasa la tarde explorando sus emblemáticas obras.

Ruta Roja, parada: Louvre-Pont des Arts

Le Relais de Venise

El lugar perfecto para deleitarse con el clásico bistec con patatas francés. Este restaurante familiar lleva más de 20 años sirviendo del mismo modo a parisinos y turistas. Aquí no hay carta que valga, solo tiene que decirle al camarero cuánto quiere que le hagan el bistec.

Ruta Roja, parada: Champs-Elysées

Restaurant Polidor

Un secreto que sólo conocen los parisinos. Fue fundado en 1845. Coma aquí si busca un restaurante asequible por el que no haya pasado el tiempo.

Ruta Roja, parada: Notre Dame

View this post on Instagram

A post shared by TORONTO_FOOD (@toronto_food) on

Dispone de los suficientes platos tradicionales franceses como para comer aquí durante todo su viaje. Tanto si opta por una de nuestras recomendaciones, como si come en cualquier otro lugar, no olvide pedir una de las exquisiteces tradicionales de la carta. Y cuando haya terminado, queme las calorías recorriendo los 10 mejores museos de París...