Para obtener una imagen de lo más fotogénica de Londres, cruce paseando alguno de los muchos y muy bonitos puentes que tiene la ciudad y disfrute de vistas espectaculares de su impresionante skyline. Del icónico e histórico Puente de la Torre de Londres al Puente del Milenio con su ya famoso sobrenombre, cada uno de ellos tiene su propio carácter, encanto y una historia que contar. Una manera estupenda de conocer la historia de la ciudad de Londres.

Si le tienta la idea de dedicar una jornada a hacer un tour por los puentes de Londres, hemos seleccionado para usted los que creemos que no debe perderse:

Puente del Milenio

El diseño del Puente del Milenio, uno de los más llamativos del río Támesis, es el resultado de un concurso que se celebró en 1996. Fue el primer puente construido en Londres sobre el Támesis en más de 100 años, y ha recibido el ya famoso apodo de Wobbly Bridge por el bamboleo de su estructura. Cuando cruce el Puente del Milenio, busque las muchas obras de arte que lo decoran además de admirar la espectacular vista de la Catedral de San Pablo.

View this post on Instagram

A post shared by @LONDON (@london) on

Ruta roja, parada: St Paul’s Cathedral

Puente de la Torre de Londres

Uno de los puentes colgantes de Londres, el Puente de la Torre, es ya un símbolo icónico de esta ciudad. Cuenta con un mecanismo basculante que lo abre para dar paso al tráfico de barcos, una visión fantástica si programa bien su viaje. Construido en 1886, hoy destaca del resto por los colores blanco, rojo y azul con los que se pintó en 1977 para conmemorar el jubileo de plata de la reina Isabel II. ¿Por qué no visita la Exposición del Puente de la Torre y se da un paseo por la pasarela de vidrio para obtener una perspectiva única desde arriba?

View this post on Instagram

A post shared by ! IG WORLDCLUB (@ig_worldclub) on

Ruta roja, parada: Tower of London

Puente de Blackfriars

Cruce el Puente de Blackfriars y fíjese en las figuras talladas en la piedra que lo decoran, obra del escultor John Birnie Philip. Hay aves acuáticas en los pilares: fauna y flora marina en el lado este y aves de agua dulce en el oeste, reflejo del papel que juega Blackfriars como punto de inflexión de las mareas. El Puente de Blackfriars adquirió notoriedad internacional en 1982 cuando de uno de sus arcos apareció colgado el cuerpo de Roberto Calvi, antiguo presidente del mayor banco privado de Italia, con cinco ladrillos y alrededor de 14.000 dólares en los bolsillos.

View this post on Instagram

A post shared by Al Martin (@almartinldn) on

Ruta roja, parada: St Paul’s Cathedral

Puente de Londres

El Puente de Londres ha sufrido muchas transformaciones en el transcurso de los siglos, desde sus orígenes romanos en el año 50 de nuestra era. Una versión antigua del puente era mucho más que un medio para cruzar el río Támesis; tenía una capilla y multitud de tiendas y casas, norias e incluso un molino. Los devastadores incendios que se sucedieron con los años, quizás tema de la famosa nana «London Bridge is Falling Down», hicieron que hubiera que reconstruirlo varias veces. Debido a su trágico pasado, se rumorea que el Puente de Londres actual está encantado, y hay quien dice haber visto la aparición de un bobby británico patrullándolo. ¡Avísenos si ve algo!

View this post on Instagram

A post shared by Nikki and Mac (@galacticexplorerfamily) on

Puente de Westminster

La de construir el Puente de Westminster fue una decisión controvertida allá por el siglo XVII. Si se llevaba adelante, existía el riesgo de dejar a los barqueros sin trabajo, al ser menor el número de pasajeros que necesitaran cruzar en ferry el río, y como resultado habría menos marineros disponibles para alistarse en la armada si Inglaterra tenía que volver a entrar en guerra. Apodado como puente de los tontos por la controvertida manera de recaudar fondos para su construcción a través de la lotería, el sobrenombre fue ganando fuerza durante los más de 11 años que tardó en completarse. Visítelo en un día soleado a eso de la una de la tarde y vea si puede descifrar la broma arquitectónica; le daremos una pista... mire hacia abajo, a las sombras invertidas.

View this post on Instagram

A post shared by Alexandra Rover (@alexandra_rover) on

Ruta Magical Merlink, parada: London Eye

Puente de Waterloo

¿Sabía que el Puente de Waterloo recibe el sobrenombre de puente de las mujeres porque fueron ellas quienes lo construyeron en su mayor parte? Con los hombres luchando en el frente de la Segunda Guerra Mundial, las mujeres inglesas se incorporaron a la fuerza de trabajo en las industrias del metal, los productos químicos y las infraestructuras por nombrar unas pocas. Las mujeres trabajaron en los ferrocarriles, los canales y los autobuses. Las mujeres construyeron el Puente de Waterloo. Pero probablemente usted no lo supiera, ya que nunca se les dio el reconocimiento que les correspondía. Cruce el Puente de Waterloo y celebre el trabajo de todas esas mujeres.

View this post on Instagram

A post shared by Byran Ferrol M.A. (@byrancito) on

Ruta de enlace verde, parada: Temple Underground Station

Puente de Lambeth

El Puente de Lambeth se ha convertido en algo así como una celebridad dentro de los puentes de Londres. Ha aparecido en muchas películas de Hollywood de postín, como las sagas de Harry Potter y James Bond. Un dato curioso: el color predominante en el Puente de Lambeth es el rojo, haciéndolo coincidir con el de las bancadas de la Cámara de los Lores que se encuentra en el lado del Palacio de Westminster más cercano al puente. Por el contrario, el Puente de Westminster es predominantemente verde, el color del cuero de los asientos de la Cámara de los Comunes, que se encuentra en el lado del palacio más cercano a él.

View this post on Instagram

A post shared by The Velvets (@arielandevivelvet) on

Ruta roja, parada: Lambeth Palace

Puente de Vauxhall

El de Vauxhall es un puente de arcos que cruza el río Támesis uniendo los barrios londinenses de Vauxhall y Pimlico. Este importante nexo de transporte incorpora 8 enormes estatuas de bronce diseñadas por Alfred Drury y Frederick Pomeroy. Acopladas a los pilares, tienen un tamaño que dobla la escala humana y no son fáciles de ver desde el propio puente. Intente localizar la figura de una mujer que sostiene en su mano la Catedral de San Pablo. ¡Pero no se asome demasiado, no vaya a caerse!

View this post on Instagram

A post shared by @mrfashiontraveller on

Si consigue ver todos los puentes de Londres que hemos mencionado, habrá cubierto muchos de los más conocidos y significativos puentes de esta ciudad. Viejos y nuevos, pero todos con algo fascinante que contar, este tour es un modo estupendo de conocer mejor su historia. Y, por supuesto, si se sube a bordo de uno de nuestros autobuses turísticos, nosotros le llevaremos a verlos desde una perspectiva diferente y podrá bajarse a explorarlos cuando quiera.