La ciudad de París resulta igual de encantadora bajo la lluvia que cuando hace sol. No obstante, si su visita va a ser breve, quizá quiera guardarse algunas actividades en la manga para seguir disfrutando de París en un día lluvioso. Con museos de clase mundial, un sinfín de pastelerías y un panorama de compras sin competencia, la experiencia seguirá siendo inolvidable.

Así es como le proponemos que siga disfrutando de París cuando llueve:

Visite un museo

Los museos son el tesoro cultural de París, y visita obligada con independencia del tiempo que haga. Pero, si de repente se pone a diluviar, ¿qué mejor excusa para hacerlo? Tiene el Louvre, el Museo d’Orsay, y no se olvide del de la Fundación Louis Vuitton. Apenas habrá empezado a arañar la superficie de los más de 130 museos que París tiene que ofrecer. Con un mismo pase podrá explorar libremente más de 50 museos, galerías, monumentos y demás. Si desea más sugerencias de museos que visitar, consulte nuestra guía de los 10 mejores museos de París.

View this post on Instagram

A post shared by Ignacio Gubianas (@iggubi) on

Para el Museo del Louvre:
Ruta clásica roja, parada: Louvre-Pont des Arts

Para el Museo d’Orsay:
Ruta clásica roja, parada: Musée d’Orsay

Para la Fundación Louis Vuitton:
Ruta clásica roja, parada: Trocadéro

Pases para los museos

Pruebe los pasteles parisinos

Si le gusta dejar pasar las horas disfrutando de un buen café y un sabroso pastel (o dos), la ciudad de París es la anfitriona perfecta. Está llena de impresionantes pastelerías con los escaparates repletos de dulces deliciosos. Para pasar la tarde en un ambiente art deco, y disfrutar del mejor macaroon que haya probado nunca, pille una mesa en Carette. O, si quiere darse un auténtico capricho, visite la famosa Angelina Paris. Vea la lista completa de recomendaciones en nuestra Guía definitiva para merendar en París.

View this post on Instagram

A post shared by @carette_paris on

Para Carette Paris:
Ruta clásica roja, parada: Trocadéro

Para Angelina Paris:
Ruta clásica roja, parada: Louvre-Pont des Arts

Haga terapia de compras bajo techo

En la zona de los Grandes Bulevares y sus alrededores encontrará unos 20 passages couverts, encantadoras galerías cubiertas con techos de vidrio y repletas de tiendas, salones de té y restaurantes. Parece que París con lluvia no pinta tan mal, ¿verdad? Construidas principalmente en los siglos XVIII y XIX, la arquitectura de estas galerías bien vale en sí misma una visita. Las mejores que le podemos recomendar para darse una vuelta son Passage Jouffroy y Passage Verdeau. Allí encontrará pequeñas boutiques que venden de todo, desde ropa y joyas a cámaras antiguas e incluso muebles.

View this post on Instagram

A post shared by Les gribouilles de Mia (@lesgribouillesdemia) on

Para Passage Jouffroy y Passage Verdeau:
Ruta clásica roja, parada: Opéra Garnier

Quítese de la vista

Las catacumbas son una fascinante red de túneles subterráneos que discurren bajo gran parte de París. Durante la época del Terror de la Revolución francesa, los cementerios públicos no daban abasto y se decidió trasladar los huesos de seis millones de personas a las catacumbas. Los números por si solos no permiten hacerse una idea de la situación. Las paredes están llenas hasta arriba con los huesos de Marat, Robespierre y sus conciudadanos, apilados en el "Imperio de la Muerte". Las catacumbas no son solo una vía de escape de París cuando llueve, sino también una forma de conocer una época muy significativa de la historia de Francia.

View this post on Instagram

A post shared by Amanda Krill (@amandakrill) on

Y este es nuestro resumen de actividades para disfrutar de París con lluvia. Por supuesto, solo estamos arañando la superficie. Si se sube a uno de nuestros autobuses turísticos, (secos y confortables), le llevaremos por toda la ciudad para cubrir el resto. Y, si no le apetece bajarse, quédese tranquilamente a bordo para absorber el escénico recorrido por París. ¡Que lo disfrute!