Descubra las Termas de Caracalla, un complejo de baños de la Antigua Roma ubicado a corta distancia del Circus Maximus. Los restos de esta enorme instalación pública con 1800 años de antigüedad ocupan una superficie extensa, que incluye jardines y lugares de celebración de conciertos al aire libre. Ligeramente apartadas del meollo turístico, las Termas siguen siendo un tesoro oculto pese a las altas valoraciones que reciben de los visitantes, lo que las convierte en el lugar perfecto para una tarde tranquila de paseo y contemplación. Quienes visiten las Termas podrán conocer datos fascinantes sobre la vida y las costumbres de los antiguos romanos, y hacerse una buena idea de la impresionante escala y ambición de su arquitectura y sociedad.

Ver más detalles    Leer menos   

La historia de las Termas

Las Termas de Caracalla (Terme di Caracalla, también conocidas como Thermae Antonianae) se terminaron de construir en el año 217 durante el reinado del emperador Caracalla. En la Antigua Roma, la mayoría de las casas no tenían agua corriente ni instalaciones sanitarias, por lo que las Termas eran frecuentadas por todos los estratos de la sociedad. Este vasto complejo, que más allá de una serie de piscinas de baño incluía también gimnasios, jardines, tiendas y bibliotecas, se convirtió en un destino importante para hacer vida social y relacionarse. En el siglo V, las Termas se consideraban incluso una de las siete maravillas de Roma.

La ingeniería de las Termas

La construcción y operación del complejo requirió un esfuerzo enorme. Las obras de construcción de las Termas comenzaron en torno al año 211 de nuestra era y se completaron en 217, lo que significa que los obreros tuvieron que instalar más de 2000 toneladas métricas de material al día durante seis años, incluyendo no menos de 3 millones de ladrillos. Se levantaron más de 252 columnas, 16 de ellas de 12 metros o más de altura. Para abastecer las termas se construyó el acueducto Aqua Antoniniana, que llenaba de agua 18 cisternas especiales. Estas se conectaban a su vez por medio de tuberías de plomo con las termas propiamente dichas. Se calcula que los hornos que calentaban las siete piscinas de agua caliente (el caldario) y las saunas (el lacónico) habrán quemado unas 10 toneladas de madera al día.

Características de las Termas

La sucesión central de piscinas consistía en un frigidario (sala fría) con cuatro piscinas, un tepidario (sala de temperatura intermedia) con dos piscinas y un caldario (sala caliente) circular con siete piscinas además de las saunas (el lacónico). El extremo nordeste del edificio de baños albergaba un natatio, una piscina de natación de tamaño olímpico: 50 metros por 22. El natatio no tenía tejado, sino espejos de bronce montados por encima para dirigir la luz del sol hacia la zona de piscina. El complejo incluía también una biblioteca con dos salas: una para textos griegos y otra para los latinos. Había asimismo dos palestras (gimnasios en los que se practicaba lucha libre y boxeo), y el mitreo de las Termas descubierto en 1912 se considera el lugar de culto al dios persa Mitra de mayor tamaño documentado.

Visitas a las Termas

Las Termas se encuentran a tan solo 10 minutos a pie de la parada de Big Bus Tours en Circus Maximus y aún más cerca, 3 minutos a pie, de la parada de la ruta morada de Big Bus Tours en Terme di Caracalla. Aunque abren todos los días, el horario de apertura varía en función de las estaciones, por lo que es recomendable consultar el horario con un miembro del personal de Big Bus Tours en el momento de canjear el vale con anterioridad a la visita. Junto a la puerta de entrada hay una pequeña librería en la que es posible alquilar una audioguía (disponible en distintos idiomas) y gafas de realidad virtual con las que ver imágenes generadas por ordenador de las Termas en todo su antiguo esplendor.

Información importante

Diríjase a cualquier miembro del personal de Big Bus Tours en la Estación de Termini para canjear este vale antes de visitar la atracción turística. Los horarios de apertura de las Termas de Caracalla varían en función de la estación; consulte a un miembro del personal de Big Bus Tours para conocer el horario actual.