El Día de la Bastilla es el mayor acontecimiento nacional de París. Piense en fiestas nocturnas en estaciones de bomberos, fuegos artificiales sobre la Torre Eiffel y desfiles militares con el propio presidente de Francia. Durante este día de fiesta nacional también encontrará montones de descuentos en las mejores atracciones y lugares de interés de París.

Aquí está todo lo que necesita saber sobre el Día de la Bastilla y cómo participar en las celebraciones de París...


¿Qué es el Día de la Bastilla?

El Día de la Bastilla es el Día Nacional de Francia, conocido como la "Fiesta Nacional". Es el aniversario del asalto a la prisión de la Bastilla en 1789, cuando una muchedumbre francesa se hizo con ella y liberó a los prisioneros. El día simboliza el comienzo de la Revolución Francesa y, al igual que el 4 de julio en los Estados Unidos, marca el comienzo de la democracia.


¿Cuándo es el Día de la Bastilla?

El Día de la Bastilla se celebra el 14 de julio de cada año y es una fiesta nacional en Francia, por lo que todo el mundo tiene el día libre para celebrarlo.


¿Cómo celebran los franceses el Día de la Bastilla?

Los franceses celebran el Día de la Bastilla con celebraciones patrióticas, fiestas, fuegos artificiales y banderas por todas partes. De hecho, se dice que los colores rojo, blanco y azul de la bandera francesa representan los ideales de la Revolución Francesa, y surgieron a causa de este acontecimiento. Encontrará fiestas y celebraciones por todo el país y en las comunidades francesas de todo el mundo, pero el mayor evento del Día de la Bastilla tiene lugar en París.


¿Cómo celebrar el Día de la Bastilla en París?

Las inmensas celebraciones del Día de la Bastilla en la capital de Francia duran dos días. Esto es lo que encontrará...


Desfile militar

Uno de los momentos culminantes de la fiesta nacional es el gran desfile militar que tiene lugar a lo largo de los Campos Elíseos. El desfile es el más antiguo de Europa y se celebra en la mañana del Día de la Bastilla casi todos los años desde 1880. Comienza con la llegada del Presidente francés al Arco del Triunfo, con una fanfarria de bienvenida, para inspeccionar las tropas. Las tropas y los oficiales desfilan por los Campos Elíseos junto a bandas militares y espectaculares exhibiciones aéreas de aviones militares.

El desfile del Día de la Bastilla suele comenzar a las 10:30 de la mañana y dura una hora.

A post shared by John Bodnar CNN (@bodnarj13) on

Ruta clásica – Roja, parada: Campos Elíseos


Concierto gratuito

Antes del gran final de los fuegos artificiales, podrá disfrutar de un concierto clásico gratuito al pie de la Torre Eiffel. El concierto comienza alrededor de las 9 de la noche y entretiene a la multitud durante unas horas hasta que comienza el espectáculo de fuegos artificiales. Cada año cuenta con la orquesta nacional de Francia y un montón de artistas internacionales que interpretan éxitos clásicos.


Fuegos artificiales

El espectáculo de fuegos artificiales del Día de la Bastilla es un acontecimiento obligado en su visita a París. Una coreografía de coloridos fuegos artificiales se enciende sobre la Torre Eiffel y desde los jardines de Trocadero en una impresionante exhibición. El espectáculo épico dura 30 minutos, y cada año hay un tema diferente que simboliza un acontecimiento o un sentimiento de la historia francesa. El público puede ver el espectáculo desde los Campos de Marte, pero es necesario llegar con tiempo para conseguir el mejor sitio.


El baile de los bomberos

Después del final de los fuegos artificiales, es hora de ir de fiesta a los parques de bomberos de París... que sí, es en serio. Los días 13 y 14 de julio, los parques nacionales de bomberos de París abren sus puertas y dan la bienvenida al público para una noche de jolgorio y entretenimiento. Las fiestas duran hasta las 4 de la madrugada, y hay grupos en vivo y diferentes DJ que entretienen al público, además de comida y bebida que se puede comprar en los locales. Algunas de las fiestas son de entrada libre y otras cobran una pequeña cuota (alrededor de 2 euros), y los ingresos se destinan a la mejora de las instalaciones de cada parque.


Ofertas especiales

Los museos y atracciones de París ofrecen descuentos especiales en el Día de la Bastilla, por lo que no hay mejor momento para visitar la ciudad (siempre que no esté participando en las celebraciones, por supuesto). Busque ofertas en cruceros por el Sena, desde donde obtendrá una vista asombrosa de los fuegos artificiales. También hay descuentos en los cabarets, museos y atracciones de la ciudad. Cada año, el Louvre abre sus puertas para que el público pueda explorar gratuitamente su famosa colección de arte, así que no pierda la oportunidad de ver de cerca la Mona Lisa y la estatua de la Venus de Milo.

¿Está listo para celebrar el Día de la Bastilla en París? Esta gran fiesta nacional solo se puede vivir de verdad en la capital de Francia. ¿Por qué no se da una vuelta con nosotros y lo comprueba por sí mismo?

CELÉBRELO CON NOSOTROS AHORA