¿Está buscando planes en familia divertidos en Miami? Pues los lugares de interés rivalizan con los parques acuáticos repartidos por la ciudad. Es una opción ideal para relajarse en familia, tanto si le apetece descansar al lado de la piscina o cargarse de adrenalina en sus vertiginosos toboganes. Esta es nuestra guía de los mejores parques acuáticos de Miami.

Rapids Waterpark

Este es uno de los parques acuáticos más grandes del Estado con 17 impresionantes toboganes y piscinas entre los que elegir. Súbase a un flotador y déjese llevar río abajo o pruebe a surcar las olas en la gran piscina de surf. Y como actividad para toda la familia, el Big Thunder les permite hacer rafting todos juntos bajando por uno de los toboganes de agua más grandes del mundo. El parque permanecerá cerrado durante la temporada baja que va de octubre a marzo, pero lo encontrará abierto durante toda la época estival.

Grapeland Waterpark

Una opción divertida para niños de todas las edades, con atracciones que incluyen la Shipwreck Island donde los más pequeños podrán jugar y salpicar con seguridad. Pirate’s Plunge cuenta con toboganes más grandes y rápidos para niños de más edad. Y manténgase por debajo del cubo que se llena de agua y lo vierte aleatoriamente sobre los valientes que quieran probar suerte. También hay un cine con servicio de restaurante, clases de natación para los más pequeños y programas de fitness para para los adultos.

Venetian Pool

No es exactamente un parque acuático, sino más bien la piscina recreativa tradicional de Miami. Construida en una mina de roca de coral natural en la década de 1920, durante muchos años fue uno de los lugares de interés de la ciudad. Su fuente de agua dulce llena esta piscina que siempre resulta fresca. Pero con las elevadas temperaturas del verano, es el lugar ideal para refrescarse. Enmarcada por palmeras y pórticos de piedra, no tiene más que elegir un lugar donde tumbarse y relajarse.

Paradise Cove Waterpark

Justo a las afueras de la ciudad, en el condado de Broward, Paradise Cove acoge la atracción Crazy Creek de 120 metros de largo. Siga esta ruta llena de meandros en su flotador y cuidado con los elementos interactivos que encontrará en el camino. También hay piscinas poco profundas para los más pequeños y otras con toboganes para los niños más grandes, entre ellas dos toboganes de 150 metros de largo. Y, si no le apetece mojarse, siempre puede alquilar una barca y navegar por el largo.

McDonald Waterpark

Su río de aguas calmadas con 330 metros de largo es la atracción principal del parque. Este enorme parque de 68.000 m2 también incluye una piscina de olas, una cascada y una piscina de chorros. También es uno de los parques acuáticos más asequibles de la ciudad, el lugar ideal para una fiesta o reuniones de familias numerosas.

El Zoo de Miami

El zoo es un lugar ideal por sí mismo, pero también dispone de atracciones acuáticas de lo más divertidas. Pruebe las fuentes de chorros gigantes y la cascada de cola de ballena. Otra de las atracciones acuáticas es The Ocean Voyage, un auténtico reclamo para la imaginación de los más jóvenes. Y si a los más pequeños les apetece mojarse, no se pierdan este lugar.

A post shared by ~My Babies And I~ (@_statique_) on

Los parques acuáticos le ofrecen una opción asequible y apta para familiares donde pasar el día con numerosas y divertidas atracciones acuáticas, piscinas para usuarios de todas las edades y otras atractivas opciones que probar... por no hablar de su récord probado en materia de seguridad. Se trata de la oferta tanto para individuos como para grupos. Y cuando el sol brilla en Florida, estar cerca del agua es toda una bendición.